Preguntas clave sobre la sal

En esta sección responderemos a diez cuestiones clave sobre la sal.

¿Qué es la sal?

La sal se denomina científicamente Cloruro Sódico y su formula química es NaCl. Es una sustancia procedente de la naturaleza, básica para el correcto funcionamiento del organismo, para el disfrute de los sabores y como conservante natural. Clave en la alimentación, la sal también desarrolla un importante papel en el ámbito industrial como materia prima de infinidad de procesos de fabricación. En su estado natural es incolora o blanca y está formada por pequeños cubos. La complejidad de sus usos la convierte en un incomparable bien social

¿De dónde se obtiene la sal?

La sal se extrae de las salinas marinas o las salinas interiores (manantiales, arroyos, pozos o lagunas). También puede obtenerse de las minas de sal. Se trata de concentraciones que se forman bajo tierra cuando las capas de sal externa fueron enterradas por otros sedimentos. Este tipo de sal se conoce como sal gema y, en la mayor parte de los casos, suele estar acompañada por otro tipo de minerales.

¿Cómo es el proceso de extracción de la sal?

El proceso de obtención de la sal como producto comercial es limpio y respetuoso con el entorno. Supone unos costes relativamente bajos, por la posibilidad de producción industrial aprovechando fuentes energéticas naturales limpias como el calor solar y la cinética del aire.

Como materia prima la sal es de uso universal y sus reservas se estiman como inagotables dado que su mayor reservorio natural es el agua de mares y océanos y constituye uno de los elementos más abundantes en la Tierra.

¿Cuál es la producción de sal en España?

España es un país con una tradición salinera que se remonta a los tiempos anteriores a la romanización y, hoy en día, es uno de los grandes productores de Europa. La producción nacional de sal muestra una evolución regular en el último quinquenio, con cifras anuales cercanas a los 4 millones de toneladas.

¿Cuáles son las zonas productoras de sal?

La producción salinera española, independientemente de la forma de extracción, se reparte principalmente entre Cantabria, Valencia, Cataluña, Andalucía, Aragón, Murcia, Navarra y Baleares.

¿Cuáles son sus beneficios para la salud?

La sal es un nutriente esencial para preservar la vida. Influye en procedimientos básicos como el correcto funcionamiento del metabolismo, el transporte de nutrientes o la eliminación de sustancias del organismo. Además, su enriquecimiento con yodo o flúor permite contribuir a erradicar las enfermedades relacionadas con la carencia de estos dos importantes minerales en gran parte del mundo.

¿Cuál es la cantidad diaria recomendada de consumo de sal?

Como en cualquier dieta sana y equilibra, es recomendable el consumo moderado de sal, aunque en las personas sanas no se considera necesario reducir su ingesta. Su consumo, además, está asociado a otro tipo de factores externos como el clima o la intensidad de la actividad física, siendo muy importante su consumo para evitar la deshidratación. En España, el consumo medio de sal se sitúa en torno a los 7 gramos/diarios, cantidad compatible con el consumo recomendado de la OMS que se establece entre 6gr. y 8gr. por persona y día.

¿Qué influencia tiene la sal sobre la hipertensión?

El debate entre la sal y la salud se ha centrado en la existencia o no de vínculo causal entre un alto consumo de sal y la hipertensión. Hasta el día de hoy, no se ha logrado un consenso científico al respecto. Además, recientes investigaciones ponen en duda la inocuidad de la restricción de sal en los hipertensos a largo plazo, ya que aunque reducir los aportes de sal hace bajar la presión arterial en la mayoría de los hipertensos, existen dudas en cuanto al impacto de mortalidad cardiovascular.

¿Cuáles son sus principales usos?

La sal es un elemento imprescindible, tanto para su uso alimentario como en su papel de materia prima para otro tipo de industrias. Resulta de especial importancia para la industria química, para la obtención de cloro y sosa cáustica, pero también se emplea en el tratamiento de aguas, en la elaboración de textiles y celulosas, en la fabricación de metales, en las curtidurías o en el control del hielo y estabilización de carreteras, entre otros.

¿Cuáles son sus propiedades en la cocina?

La sal es el alimento que mejor representa el sabor salado, uno de los cuatro sabores fundamentales. Su misión principal en la cocina es resaltar el sabor de los alimentos. Sin embargo, además de esta cualidad organoléptica básica, la sal tiene otras muchas propiedades ya que se trata de un ingrediente conservante, que permite controlar la fermentación, que proporciona textura y color a los preparados y que actúa como agente deshidratador eliminando la humedad innecesaria, entre otras.

La gastronomía española no sería la misma sin este ingrediente cuyo empleo es fundamental para la elaboración de aquellos productos que tan bien nos representan, desde los embutidos hasta los quesos, pasando por los encurtidos, los salazones, los ahumados o los panes.

Preguntas clave sobre la sal

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

Más info     Acepto