Publicaciones ico-menu Divulgacion

Sal de deshielo; salvando vidas, ahorrando tiempo y dinero

SAL PARA DESHIELO

La sal es considerada la mejor y más fiable forma de deshielo. A lo largo de toda Europa, los responsables del mantenimiento de las redes viarias utilizan una variedad de sales y métodos de deshielo.

Sal para deshielo – La mejor alternativa

El cloruro sódico es el agente de deshielo más utilizado en Europa y en el mundo debido a sus grandes ventajas con respecto a otras alternativas porque:

  • Previene o derrite el hielo y la nieve de forma eficiente.
  • Hay disponibilidad siempre y es accesible fácilmente.
  • Es el agente de deshielo más económico.
  • Es altamente eficiente, y por lo tanto requiere aplicarse poca cantidad.
  • Es fácil de almacenar y de manipular.
  • Su aplicación y esparcimiento sobre superficies es sencilla.
  • No es tóxica, y no daña la piel.
  • Su impacto medioambiental es mínimo cuando se utiliza y almacena adecuadamente.

Cómo trabaja la sal para deshielo

Cuando se disuelve en el agua, la sal baja la temperatura a la cual aquella se congelaría, aunque su efecto depende del nivel de concentración. En la teoría, la sal puede trabajar a temperaturas inferiores, pero normalmente es utilizada a temperaturas de hasta -15ºC. Alcanza un mayor grado de eficacia como descongelante cuando es esparcida antes de que el hielo se forme.

La sal para deshielo no supone un impacto medioambiental si es utilizada de forma responsable. Siguiendo los códigos de buenas prácticas establecidos, los profesionales y organizaciones dedicados al mantenimiento invernal de las diferentes infraestructuras aseguran que la sal de deshielo es utilizada selectiva y adecuadamente.

En la planificación de las estructuras viarias, los diseñadores pueden definir desde el proyecto inicial qué tipo de vegetación es la más adecuada para utilizar en los laterales de los viales y convivir de una forma sostenible con la sal.

Igualmente pueden diseñar las carreteras de forma que la sal no se deslice hacia los cursos de agua cercanos; también, la utilización de sal humedecida mejora la racionalidad en el uso de la sal para deshielo.

Un entrenamiento adecuado a los profesionales del mantenimiento invernal de las infraestructuras viarias es fundamental. También existe un creciente número de sofisticadas herramientas de apoyo para ayudar a los ingenieros a distribuir y utilizar la cantidad justa de sal de deshielo.

Por ejemplo; mapas térmicos, información sobre estado del tiempo en carreteras, sistemas GPS de seguimiento que confirman las rutas más adecuadas, y vehículos con sistemas de alta tecnología que pueden ser calibrados para variar el nivel y tasa de esparcimiento de la sal.

Stocks de sal para Deshielo

Para gestionar lo impredecible es necesario disponer de amplios stocks. Solo los grandes productores, con años de experiencia, bien asentados en los mercados y de contrastada trayectoria pueden garantizar una oferta constante en los momentos más fríos del invierno.

Trabajando de forma conjunta, los productores de sal y los profesionales responsables del mantenimiento invernal aseguran la creación de stocks durante el verano con el fin de estar preparados cuando el frío y las nevadas hacen su aparición.

Una cuidada planificación previa asegura que para cualquier cambio brusco de tiempo, la disponibilidad en el suministro de sal puede ser canalizada adecuadamente.

Descargar

Sal de deshielo; salvando vidas, ahorrando tiempo y dinero

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

Más info     Acepto