Publicaciones ico-menu Divulgacion

La sal de la Tierra

la sal de la tierra

La sal es el componente absolutamente necesario para la vida. Si andamos, saltamos, respiramos, cuando digerimos los alimentos, o cuando con nuestro corazón impulsamos la sangre a las venas, siempre precisamos la sal. Este mineral es imprescindible para nuestros pensamientos y prepara y dirige, en las proporciones exactas, nuestros fluidos vitales.

En las profundidades de la tierra está depositado, desde hace muchos cientos de millones de años, un tesoro: las sales de los mares originarios.

Toda la vida de nuestra tierra procede de estos mares ricos en sales, y una parte de este origen la llevamos todos nosotros, todavía hoy, en la sangre, en cada célula pulsante; el núcleo de la vida es salado como el agua del que procede.

Nuestra tierra, es un planeta viviente porque la sal, considerada oro blanco, está disponible en abundantes cantidades, de ello se ocupan los productores de sales.

En general, se explotan, en hasta mil quinientos metros de profundidad, sales y sales de potasio, minerales de los que depende nuestra sociedad moderna.

La sal es una substancia básica muy importante para la industria. Es la base para miles de productos.Es irrenunciable en la Medicina y esencial para nuestra Agricultura moderna.

LA SAL DE LA TIERRA:EL MAR PETRIFICADO

Hace más de 200 millones de años existía un gigantesco mar,el mar de Zechstein.

Se evaporó totalmente y no solamente una vez, sino repetidas veces. Quedó atrás cal, yeso, arcilla y también las sales disueltas. Los minerales y piedras se depositaron muchas veces, en diferentes estratos.

Hoy podemos aprovechar este tesoro del suelo como gema de roca y sal de potasio, aunque en parte está enterrado bajo gigantescas masas montañosas. El agua se evapora, pero las sales quedan. De ésta manera aumentó poco a poco su concentración en los mares, hasta como la conocemos hoy en día.

Un método para hacerlo es tan genial como sencillo. Es suficiente llevarle de nuevo agua a la sal, y la sal cristalizada se disuelve y se convierte en salmuera. Cuando esta solución salina se evapora en su superficie, se queda la sal altamente purificada. Este método fue ya utilizado en la Edad Media.

Aquí puedes conocer más sobre la historia de la sal

En nuestros días, la técnica moderna permite explotar también las capas de sal profundas de éste modo, con la ayuda de perforadoras. Se realiza un agujero hasta el depósito de la sal y se bombea agua corriente hacia la profundidad. Se produce una circulación de agua, y esta forma una cámara, una especie de cueva grande.

El agua salina asciende de nuevo hacia la superficie, como salmuera concentrada. De estas cuevas en las macizas capas en la profundidad de la tierra, lo único que vemos en la superficie, es solamente éste pequeño agujero.

Ya desde muy temprano aprendieron los humanos a utilizar, para su bien, los efectos de la evaporación de la sal. Por ello construyeron, y todavía hoy siguen construyendo balsas de sal en las que se capta la sal de las aguas marinas.

LA SAL DE LA TIERRA: EL ORO BLANCO

La sal está presente ya muy al principio de la cultura humana, y es por una causa muy sencilla. Cuando los cazadores nómadas se hicieron sedentarios, una gran parte de la alimentación, cuya base era la carne de los animales, fue sustituida por los frutos del campo. Pero ocurre sin embargo que éstos contienen muchísima menos sal que la carne animal. Esta diferencia los llevó a establecerse en las cercanías de yacimientos salinos, como lo demuestran las huellas, que hoy en día encontramos, de las colonizaciones tempranas.

Descargar

La sal de la Tierra

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

Más info     Acepto