Una montaña hecha de sal

Una montaña hecha de sal

CARDONA, BARCELONA

UNA MONTAÑA HECHA DE SAL

En España contamos también una montaña hecha de sal. Se encuentra en Cardona, a unos 90 kilómetros de Barcelona. Las formaciones montañosas de sal y el conjunto de castillos de la ciudad forman un lugar único. Además, hay un pintoresco telón de fondo de tonos marrones, rojizos y arcillosos, y también translúcidos. Si de pequeño eras de los que cogías piedras y explorabas su procedencia, esta excursión es para ti. Y si eres de los que le pone sal a todas las comidas y en abundancia, también.

UNA MONTAÑA HECHA DE SAL, un lugar único para visitar

En España puedes visitar en la misma ciudad de Barcelona el pórtico de Sant Vincenc. Es famoso por sus bonitos fragmentos de pinturas en sus bóvedas. La ciudad posee una cultura medieval valiosa y única. Además, en la visita podrás ver la mina y descender por todos sus pasadizos.El Castillo de Cardona, de estilo románico y gótico, es una increíble fortaleza de piedra. Bajo el mismo se encuentra un pozo de extracción minera de sal, donde podrás contemplar la arqueología industrial. También, se encuentra una exposición fotográfica.  Merece la pena pasearse por el pueblo y visitar la plaza, el mercado y la iglesia. También, podrás ver los frescos sin ir hasta Cardona, en el Museu Nacional d’Art de Catalunya de Barcelona se exponen unos cuantos. Los 120 metros que mide la montaña no es nada comparado con los 2.000 metros de excavaciones subterráneas de sal. Déjate llevar y sorprender por este panorama espectacular y admira y disfruta del paisaje lleno de todos los colores. Es una aventura para todos los de la casa, ya que es agradable y divertida a la vez. La experiencia de estar a 86 metros bajo tierra es para recordar con emoción. Anímate y pregunta todo lo que necesites sobre la visita, no te arrepentirás.

UNA MONTAÑA HECHA DE SAL y todas sus características

Una montaña hecha de sal con un volumen muy grande y una calidad superior, hicieron de esta montaña una de las más importantes de Europa. Las montañas están formadas por un fenómeno de crecimiento vertical muy singular llamado diapiro. El interior está recubierta de estalactitas y estalagmitas y posee una gran variedad de colores. Debido al descubrimiento de potasa, la explotación de sales pasó a realizarse bajo tierra, creando una mina subterránea. La potasa es un compuesto químico que tiene muchos usos industriales y comerciales. Se utiliza para la explosión del mismo, debido a la reactividad que tiene con los ácidos. Este descubrimiento hizo que se duplicara la población y que su paisaje social y urbano cambiara. Después del cierre de las minas, se ha convertido en un Parque Cultural. Además, en el Parque se puede observar la variedad botánica y geológica y disfrutar de toda su historia. Todavía hoy sigue creciendo a medida que la lluvia erosiona. Esta visita no te dejará indiferente, ya seas niño o adulto. También, puedes conocer más acerca de las montañas blancas en otra parte del planeta y quedarte igualmente sorprendido de su belleza.

Una montaña hecha de sal

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

Más info     Acepto